dijous, 13 de març de 2008

Ensayo sobre la absurda nostalgia


Hoy tuve un sentimiento de nostalgia que me costó sacarme de encima…será porque hace ya justo dos años que mi padre se iba…será porque en los últimos meses mi vida cambió y volvió a cambiar…aunque para bien, para mejor, retrocedí a antes de estos cambios.

Me descubrí leyendo cartas de antiguos novios, mirando fotos de viajes lejanos, ordenando papeles que ya no necesito, mirando por la ventana hacia abajo, en vez de hacia arriba.

Hasta que de nuevo, caí en la cuenta que mirar hacia atrás no es muy válido, que lo pasado pasado está y que solo nos puede servir para enseñanza de cara a lo que vendrá…

Y ahora estoy como en el origen, estoy como estaba la última primavera, alegre, energética y de repente no queriendo mirar más atrás.

Por delante queda todo. Todo es ahora y es mañana. El ayer es un recuerdo.

1 comentari:

Jaime ha dit...

M'agrada el teu blog!

Ànims!

40ecos.blogspot.com