dijous, 24 d’abril de 2008

Superficialidad...o no


No es hasta que pasa un tiempo desde la fin de la misma, que no podemos valorar el grado de superficialidad de una relación humana. Y hablo tanto de las relaciones amorosas como las de amistad. A veces, en el mundo en que vivimos, nos vemos sumergidos en historias personales que cobran fuerza y calibre en nuestras vidas…por un tiempo…luego, las circunstancias, o lo que sea, nos separan de dichas personas y la cosa se muere. Y se muere, muchas veces, es cierto. Entonces te das cuenta que eso que viviste fue intenso, quizá si, pero superficial. Porque de repente, esa persona que estuvo ahí, tan cerquita, compartiendo momentos más o menos íntimos, esa persona deja de estar. Me ha pasado muchas veces. Cada vez es mismo el sentimiento…te alejas, te decepcionas, te olvidas y ya no sientes nada.

Por suerte, otras veces pasa justo lo contrario. Entablas amistad con alguien que quizá no ocupe tanto en tu vida, pero ese poco se afianza y se va convirtiendo en más. Hablo, otra vez, de amigos y amores. Entonces, esa relación, pase lo que pase, persiste para siempre. Entonces tienes alguien en tu vida para el resto de tus días. Me ha pasado menos. Pero también sucede. Y allí están mis grandes amigos de toda una vida.

1 comentari:

Cristinette ha dit...

Clareta... és així. L'amistat i les relacions no entenen de lògica. Hi ha vegades que coneixes algú que té tots els ingredients perquè es converteixi en amic o parella i que... no saps què passa però la química no funciona. i en canvi, de vegades, succeeix tot el contrari Són els misteris de l'amor.I amb això de l'amistat que deies... és com una muntanya russa, que puja i et fa sentir més prop de la persona, i que de vegades baixa i segons com, s'atura. Però suposo que és així la vida... que anem deixant gent enrera i incorporant-ne de nova. :*

TSTMM