divendres, 21 de desembre de 2007

Una torre para alcanzar los sueños


Mi primer es un mensaje navideño, os lo podéis tomar como un cuento, una pequeña historia de navidad.

¿Véis la torre de la fotografía?En realidad no es una torre cualquiera, ni un pirulí de televisión normal, ni una nave espacial aterrizada en medio de Alemania...

Un día, alrededor de los años ’60, algún niño perdido en medio de una ciudad que resurgía ya de sus ruinas, decidió que quería tocar la luna y las estrellas. Se fue al centro de esa urbe tan desalmada y dibujó un circulo. Pensó muy, muy fuerte hasta que de la tierra se abrió este enorme torreón apuntando hacia el cielo. Se encaramó a él y tocó las estrellas.

Vamos a imaginar que podemos tocar las estrellas...¿de qué manera podemos hacerlo?. Cada uno conoce sus sueños y el camino que tiene para llegar a ellos. Lo malo es dejarlos pasar.

Por cierto, la torre, en Alexanderplatz, aún sirve para subirse a ella y contemplar el universo.

3 comentaris:

serch ha dit...

el niño era stalin!
o el señor aquel famoso de la plaza de tu antiguo barrio...
he trobat unes fotos que la flipessss...

sergi ha dit...

que maco nena!

Dan ha dit...

hoy pase por schönhauser allee y la vi.. todavia sigue ahi... I promise